jueves, enero 27, 2011

"Sinvergüenzas"

"Nos estáis vendiendo, nos estáis apuñalando la espalda a cada vuelta que nos damos, cada puto día en que salimos a la calle y os erigís en nuestros defensores, nuestra vanguardia. Os debéis pensar la aristocracia revolucionaria de este estado que se cae a pedazos.

Y lo peor de todo es que no tenéis vergüenza, ni un mínimo de decoro; lo peor de todo es que sois unos elementos que les estáis haciendo el juego a los grandes, a los que dominan y dictan cómo tiene que ser el curso de las cosas. Y os estáis riendo de los de abajo. Eso, a mi juicio, es imperdonable: que os riáis de todas nosotras de esta manera tan burda, dice mucho de lo que sois, de lo que significáis.

Estáis desmantelando el futuro de mucha gente, con vuestro servilismo a los poderosos, a los que quieren romper lo público, a los que quieren echarnos en manos de la banca para tener una mísera pensión que permita a la gente vivir medio-dignamente cuando se jubilen. ¿He dicho jubilar?

¡Qué surrealismo! Si no fuera tan cierto como es, me parecería que esta representación se ha escapado de uno de los mejores cuentos-locos de Cortázar. Y entonces me gustaría, porque sería un genio creador dejándose llevar por lo fantasioso de las pesadillas.

Pero, ¿qué es lo que tenemos aquí? Una panda de desvergonzados que no se atreven a cumplir con su obligación, que no se atreven a partirse la cara por aquellas a las que dicen representar.

A mí no me representáis. No tenéis nada que ver con los que se pegan día a día en las calles por transformar esta representación de democracia. No estáis a la altura ni siquiera de otras sindicales corporativistas que, en toda Europa, están llevando la lucha a las calles. Vosotros solamente sabéis perder la dignidad.

Las de abajo acabaremos aprendiendo a unirnos y a luchar por nosotras y por las que vendrán.

Los traidores se llevarán toda la rabia de los pueblos trabajadores".

España en Marcha - Paco Ibáñez (letra de Gabriel Celaya)

'Ni vivimos del pasado, ni damos cuerda al recuerdo, somos turbia y fresca un agua que atropella sus comienzos, somos el ser que se crece, somos un rio derecho, somos el golpe temible de un corazón no resuelto, de cuanto fue nos nutrimos, transformando nos crecemos, y así somos quien somos, golpe a golpe y muerto a muerto...'

4 comentarios:

Vértigo dijo...

lucharemos... claro que sí.

Ladrón de Guevara dijo...

¡Como me encantan los aires de revoluciones!

Desde luego, con este mundo dirigido por imbéciles que pretenden dirigir a borregos, a un paso estamos de colgarlos del alcazar de Segovia.

LO importante para mi es que a uno mismo nunca le impidan hablar, gritar, luchar, beber, amar, brindar, reir, soñar.

Si otros quieren dejarse pisar...

Sur dijo...

Adiero a las palabras de Ladrón...y lo importante no solo es no nos impidan si no que nos nazca la necesidad de hacerlo.


Un abrazo

candela dijo...

Totalmente de acuerdo, sólo nos falta unirnos!